Revista Líderes: Las empresas tienen un rol que cumplir a favor de la educación.

s_sdg_individual_rgb-04La educación es la clave para poder alcanzar otros muchos objetivos de desarrollo sostenible. Cuando las personas pueden acceder a una educación de calidad, pueden es- capar del ciclo de la pobreza. Por consiguiente, la educación contribuye a reducir las desigualdades y a lograr la igualdad de género. El objetivo de desarrollo sostenible número 4 se enfoca en la educación de calidad. El tema empodera a las personas de todo el mundo, para que lleven una vida más saludable y sostenible.

Educación de calidad. Ese es el cuarto Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) que promueve la ONU. El organismo asegura que la educación es crucial para salir de la pobreza, la reducción de la desigualdad y el equilibrio de género. Un año más de educación está asociada a una reducción del coeficiente de GINI (que mide la desigualdad) en 1,4 puntos porcentuales, asegura la ONU. También reconoce que se han producido importantes avances en relación con el acceso a la educación,  pero aún existe trabajo por hacer.

El organismo internacional informa que la matriculación en la enseñanza primaria en los países en desarrollo ha alcanzado, hasta el2015, el 91%. No obstante, aún se cuentan 57 millones de niños sin escolarizar.

El tema del género en el acceso a la educación es otra de las preocupaciones. Históricamente, las mujeres y las niñas constituyen uno de grupos con más dificultades para acceder a la educación, según reportes de la ONU.

“Aproximadamente un tercio de los países de las regiones en desarrollo no ha logrado la paridad entre los géneros en la enseñanza primaria”, dice un informe y añade que estas desventajas que las mujeres jóvenes sufren en materia de educación se traducen también en falta de capacitación y, por tanto, de oportunidades para acceder al mercado laboral.

El ODS número 4 tiene siete metas específicas. Entre otras están: hasta el 2030 asegurar que todas las niñas y todos los niños terminen la enseñanza primaria y secundaria; asegurar que todas las niñas y todos los niños tengan acceso servicios de atención  y desarrollo en la primera infancia y educación preescolar de calidad; aumentar considerablemente el número de jóvenes y adultos  que tienen las competencias necesarias, en particular técnicas y profesionales, para acceder al empleo.

 También se propone asegurar que todos los jóvenes y una proporción considerable de los adultos, tanto hombres como mujeres, estén alfabetizados y tengas nociones elementales de aritmética.

rrr

El rol del sector privado

Las empresas también pueden aportar en la consecución del ODS número 4. Las empresas, por ejemplo, tienen la responsabilidad de proporcionar salarios dignos y condiciones de trabajo decentes a sus colaboradores. También deben asegurarse de que no haya trabajo infantil en sus operaciones y en su cadena de suministro.

La Organización de las Naciones Unidas también piensa que las empresas tienen una posición única para garantizar el desarrollo de habilidades para adultos que trabajan, como también pueden tomar medidas para apoyar la educación en todos los niveles.

Según el organismo, las empresas líderes van más allá de estas actividades e impulsan buenas prácticas en apoyo de la educación en todas las operaciones de extremo a extremo. “Pueden ser líderes al facilitar el acceso a la formación profesional, y al generar oportunidades de aprendizaje permanente para los empleados en sus propias operaciones y en su cadena de suministro”.

Además el liderazgo empresarial para avanzar en el ODS 4 puede aumentar la rentabilidad, la retención de empleados y la calidad del trabajo.

Pacto Global premio en noviembre del año pasado con el Reconocimiento a las Buenas prácticas de Desarrollo Sostenible. Dos postulaciones fueron reconocidas: la fundación Holcim, con su Centro de Educación para Todos, y Telefónica Movistar, con el programa EduTic- Educación Digital.

Testimonio Empresarial: Educación es la mejor inversión

fffIsabel Noboa.                          Presidenta Ejecutiva Consorcio Nobis   Nobis, a través de sus empresas y Fundación, desde hace más de 20 años, cree en la educación como clave del desarrollo. En 1997 trabajamos en la formación de 4 500 niños de la primera infancia. El 2005, hicimos un programa para 2 500 niños, sobre incorporación de las TIC en el aula. Desde el 2005 contamos con programas de formación en oficios técnicos, capacitando a 10 440 jóvenes. Desarrollamos también el programa Ecuador Triunfador, en el que reconocimos los valores, en líderes universitarios y de colegios. En el 2015, creamos Innobis, dedicado a formar y acompañar a emprendedores.  También, hemos trabajado casa adentro becando a los  hijos de nuestros colaboradores, beneficiado a 687 niños en educación básica. Nuestra experiencia nos ha brindado aprendizajes, tales como la necesidad de empoderar a las personas, el trabajar en equipo con diferentes sectores,  apalancarse sobre mejores  prácticas y estar dispuestos a innovar. La educación es la mejor inversión y buscamos cada día nuevos caminos para lograr mayor incidencia, relevancia y escala. Por eso nos complace unir esfuerzos.

“Hoy afrontamos un gran reto para lograr la educación de calidad que el ECUADOR necesita”

Texto Publicado originalmente en:

Revista Líderes, sección Desarrollo Sostenible, pág. 15 – Lunes 30 de abril de 2018