Fundación Cecilia Rivadeneira lanza su campaña “Todo Empieza Contigo”

campana-colecta

Desde hace 13 años, Fundación Cecilia Rivadeneira viene realizando un trabajo de innovación social, brindando a los niños con cáncer y sus familias una oportunidad de llevar su lucha de una manera más humana y de transformar definitivamente sus vidas.

Para lograrlo, Fundación Cecilia Rivadeneira creó dos estrategias innovadoras: la primera, la que denominó como “la cultura del regalo”; enfocada en tejer redes colaborativas entre los distintos actores públicos, privados, sociales, comunitarios e individuales. La segunda, la movilización del mayor voluntariado social en el país, con la coordinación del trabajo de más de 15.000 personas. A través de colectas anuales, campañas, obras de artes escénicas o, simplemente, mediante los aportes de quienes ven la lucha contra el cáncer más allá del asistencialismo, se logra cada día mantener en pie esta organización.

En esa línea, cada año la Fundación Cecilia Rivadeneira realiza su colecta en varias Provincias del país, poniendo en marcha todo ese músculo de voluntarios que durante todos estos años se ha ido consolidando. El pasado 18 y 19 de mayo del 2018, un ejército naranja de la alegría (por los chalecos que utilizan los voluntarios) se movilizó por las calles de ocho ciudades: Quito, Guayaquil, Cuenca, Ambato, Riobamba, Ibarra, Tulcán y Portoviejo.

El objetivo de esta doble jornada de colecta, bajo el lema “Todo empieza contigo”, no solo fue la de reunir los recursos financieros que la Fundación Cecilia Rivadeneira se autogestiona para cumplir con todos los programas que mantiene, sino también para sensibilizar sobre los alcances de una enfermedad cuya incidencia va en aumento.

Los recursos obtenidos se destinarán a sostener los programas que año a año se van creando dentro de la Fundación Cecilia Rivadeneira, para transformar la vida de los niños y niñas con cáncer y sus familias. Uno de ellos es la Escuela Granja, un proyecto único en América Latina, donde los niños y niñas afectadas con la enfermedad y sus familias pueden enfrentar la enfermedad con otras herramientas, participando en actividades lúdicas, recreativas, deportivas, creativas, agrícolas, emprendedoras y mucho más. La Escuela Granja permite aliviar el dolor de alrededor 150 niños y niñas que participan en sus diferentes programas.

Conoce más sobre Fundación Cecilia Rivadeneira aquí: www.fcr.org.ec