Cena Benéfica de Plan Internacional Ecuador fue todo un éxito

planint050

Cambiar la vida de cientos niñas que viven en situación de vulnerabilidad. Este fue el objetivo de la cena de recaudación, “Magias”, que fue organizada por la ONG Plan Internacional en el Club Rancho San Francisco. El evento contó con el apoyo del reconocido Chef, Henry Richardson, quién se sumó a la causa ofreciendo una cena gourmet a todas y todos aquellos que quisieron mostrar su lado más solidario.

Durante el evento, que tuvo como invitados a empresas comprometidas con la niñez y amigos de la fundación, las y los comensales se sumergieron en un mundo de fantasía, teatro y música, en el que la magia fue el lenguaje común para evidenciar que la mejor inversión es aquella hecha en las niñas y niños del Ecuador.

La maestra de ceremonias fue la periodista y presentadora de TV, Gisella Bayona, quien durante su intervención expresó su compromiso con la causa de las niñas y la no violencia. Además, y como parte del espectáculo para amenizar la velada, los invitados pudieron disfrutar de la actuación del gran mago y mentalista Giovanni Rosanía así como de las chicas y chicos del Circo del Luz del Patronato San José.

Plan Internacional tiene como propósito trabajar por un mundo justo que promueva los derechos de la niñez y la igualdad en las niñas. Por este motivo, las personas que asistieron a este evento contribuyeron a alcanzar la meta de llegar a 2 millones de niñas ecuatorianas en los próximos 5 años que aún viven en una situación de desigualdad que les impide alcanzar sus metas y sueños.

“Estamos aquí por las niñas de nuestro país y porque queremos desterrar la violencia. Queremos un país armonioso donde las niñas sean libres e invertir en ellas, en su educación y en su empoderamiento es la clave para el despegue de una economía y para el desarrollo de un país”, explicó Rossana Viteri, directora de Plan Internacional Ecuador.

Además de la directora, también intervinieron cuatro adolescentes representantes del Movimiento Por Ser Niña. Según les dijo Nicole a las y los asistentes: “soy de Cayambe y los índices que tenemos de desigual son muy grandes en mi cantón. Nosotras las niñas somos las más vulneradas, pero estoy convencida de que llegaremos lejos”.

La cena contó con el apoyo de auspiciantes como Confiteca, Arca Continental Ecuador, Multiapoyo y El Español.